10 cosas que debes saber para evitar las intoxicaciones alimentarias

Nuestros hábitos alimenticios se ven modificados con la llegada del verano y las altas temperaturas, por lo que es necesario vigilar muy atentamente las medidas higiénicas y de manipulación de los alimentos.

He aquí algunas normas básicas que pueden facilitar la prevención de las toxi-infecciones alimentarias.

1-  La temperatura de los alimentos.

Debemos saber que la mayoría de las bacterias o gérmenes que pueden contaminar los alimentos tienen una temperatura que oscila entre los 20ºC y 37ºC.

Por lo que enfriar los alimentos que cocinamos con rapidez puede evitar una contaminación alimentaria.

Es muy recomendable que los alimentos cocinados se introduzcan en los frigoríficos o congeladores a la mayor brevedad posible, o bien mantenerlo por encima de los 65ºC hasta su próximo consumo.

2-  Los alimentos crudos siempre deben ser lavados antes de consumirlos.

E incluso ser desinfectados con un desinfectante alimentario en el agua durante cinco minutos como mínimo.

De la misma manera que los alimentos cocinados no deben estar a una temperatura ambiente.

3-  Especial cuidado con las carnes frescas.

Debemos tener en cuenta que las carnes frescas durante su transporte a nuestros domicilios aumentará la temperatura a la que están conservadas en la carnicería.

Lo que hará que haya una ruptura de la cadena del frío y que los gérmenes se desarrollen a medida que aumente su temperatura.

Hay dos formas de prevenir este problema, el primero es refrigerando o congelando a la mayor brevedad posible y el segundo es durante su cocinado someterlo a la mayor temperatura posible.

Aumentando la temperatura más de 40ºC disminuye el riesgo de infecciones alimentarias.

4-  El pescado fresco y las infecciones parasitarias.

Para prevenir estas infecciones parasitarias en el pescado fresco, debemos  congelarlo durante al menos 24horas y a temperaturas inferiores a -20ºC las especies de pescado que se comen crudas o con algún tratamiento que no incluya calor.

Si el pescado es cocinado, debemos seguir los mismos pasos que para la carne

El calor debe llegar a todas las partes del pescado que estemos cocinando.

5-  Los Ovoproductos no se pueden consumir crudos.

Los huevos y ovoproductos no deben consumirse en ningún caso crudos.

Las ensaladillas y sus similares deben hacerse siempre con ovoproductos que hayan sido tratados anteriormente con calor.

6-  Productos elaborados con leche, yogurt y similares nunca a temperatura ambiente.

Este tipo de productos nunca deben dejarse a temperatura ambiente, incluso cuando hayan tenido un tratamiento previo que asegura su inocuidad.

Por lo que las salsas y ensaladas que lleven componentes lácteos deben de refrigerarse lo antes posible para prevenir cualquier tipo de problema alimentario.

7-  Utilizar agua potable para lavar los alimentos.

Todos los alimentos que vayamos a lavar, es muy importante lavarlos con agua potable o que haya sido tratada para el consumo humano.

Importante lavar los alimentos antes de comenzar su manipulación.

8-  Mirar las etiquetas antes de comprar.

Al comprar los alimentos en el supermercado tendremos que mirar los etiquetados, fechas de consumo y  también las condiciones de utilización.

9-   Cuidado con las superficies y el contacto con los alimentos.

Mucho cuidado con el contacto de las superficies con los alimentos que vayamos a manipular (encimeras, tablas de corte…), debemos mantenerlas lo más limpias posibles y sin olvidarnos de los utensilios de corte y de manipulación.

No debemos mezclar en ningún caso la manipulación de diferentes alimentos en la misma superficie. Esto evitará contaminaciones cruzadas entre los distintos productos.

10-   Los alimentos que guardemos en el frigorífico deben estar cerrados herméticamente.

De forma que los flujos de aire que se generan en su interior no sean un vehículo de contaminación de un alimento a otro.

 

La protección de datos de obligado cumplimiento

La industria alimentaria española ocupa el primer lugar como sector industrial en términos de facturación. Representa el 2,7% del PIB español y es un emplea a 1 de cada 5 trabajadores del sector. España es el octavo exportador mundial de bebidas y alimentos en cifras neta de ventas, con productos con referencia a nivel internacional como por ejemplo el vino o el aceite.

Mantener la competitividad como exportadores no es una tarea fácil y necesita de una constante innovación.

Las empresas alimentarias han empezado a utilizar soluciones de Software para planificar mejor los recursos e integración de los diferentes departamentos, para la gestión de los clientes, para la realización de auditorías e inspecciones… etc.

Tras la consolidación y la implantación de diversas soluciones de negocio, el sector alimentario se encara a un nuevo reto que es la implantación de la ley GDPR-General Data Protection Regulation.

Esta nueva normativa tiene como fin regular la protección de datos de los ciudadanos europeos, y es de obligado cumplimiento desde el 25 de mayo de 2018.

Todas las empresas tienen que asumir la nueva regulación sobre la recogida, conservación y uso de los datos personales de ciudadanos europeos y ya no es posible que el usuario otorgue su consentimiento con un simple clic, si no que tendrá que hacerlo por escrito.

Con la ley nueva ley en vigor de GDPR, se crea también el derecho al olvido por parte de los usuarios, quienes podrán reclamar la eliminación de sus datos. La empresa por su parte, tendrá que ser capaz de probar que realmente se ha eliminado esta información de su base de datos.

Otra de las cuestiones planteadas de la nueva normativa es la notificación de incidentes de seguridad o pérdida de la información de dicha base de datos. Las empresas estan obligadas a informar a los usuarios y a la agencia de protección de datos que han sufrido un fallo en la seguridad de los datos almacenados. Se tendrá que informar en un máximo de 72 horas.

De este modo el sector se enfrenta a este nuevo desafío, una nueva forma de gestionar el tráfico de datos y los procesos dentro de cada empresa.

En el sector de la alimentación se recopilan tanto datos personales de empleados y proveedores como datos de usuarios de las plataformas de e-commerce… etc. Todos estos datos tendrán que estar encriptados y enmascarados.

Si no se cumplieran todos estos requisitos que exige la nueva normativa las multas podrían ser hasta un 4% del volumen de facturación anual, con un tope de 20 millones de euros.

Las nanopartículas de óxido de zinc (ZnO)

La importancia del control de calidad.
Según el estudio de la Universidad de Binghamton y de la Universidad Estatal de Nueva York, determinados materiales y elementos químicos, con propiedades antimicrobianas presentes en los revestimientos de productos como las latas de conserva, podría afectar negativamente a la absorción de nutrientes en nuestro organismo.
Ponen como ejemplo las nanopartículas de óxido de zinc (ZnO), aditivo utilizado en diversos materiales por sus propiedades antibacterianas que puede provocar un cambio en el modo en el que el intestino absorbe los nutrientes.

En el estudio se analizaron diferentes alimentos enlatados, atún, pollo, maíz y espárragos. Los investigadores analizaron cuántas nanopartículas de óxido de zinc podrían ser transferidas del recubrimiento del envase al alimento en cuestión. Aunque no se explica, probablemente esta migración se produce a través de un proceso denominado lixiviación, donde los alimentos actúan como disolventes con algunos elementos químicos integrados en los envases, provocando su integración en el producto de consumo.
Los análisis mostraron que los alimentos contenían hasta 100 veces la cantidad diaria recomendada de óxido de zinc.

El principio de la calidad

Conocemos como Gestión de Calidad al conjunto de acciones orientadas a la mejora constante de los procesos de una organización, con el objetivo de aumentar el nivel de satisfacción de las personas a las que van dirigidas sus productos o servicios y acercarse, de este modo, a la excelencia como culmen de un trabajo bien hecho.

En El blog de iAuditoria queremos tratar de las cosas relacionadas con este apasionante quehacer gracias al que la humanidad progresa adecuadamente, facilitando la vida a un, cada vez, mayor número de personas.

Progreso, calidad y excelencia van acompañados de la mano desde el origen de los tiempos.

Y aunque para entender el concepto de calidad es preciso remitirnos al siglo XIX, en el que las cadenas de producción adquieren mayor complejidad, no está de más recordar que la calidad como factor inherente a la actividad humana ha existido desde siempre, con un nivel de desarrollo más o menos intenso según las circunstancias; para los estudiosos de la calidad, su primera mención se hace en el Génesis (primer libro de la Biblia), al narrar la creación del mundo en seis días. Según el texto bíblico, al final de cada día y una vez terminada su obra “Dios veía que era bueno”. Y es que el control de calidad no es otra cosa que el examen reflexivo sobre las acciones ejecutadas previamente, que bien aprovechado y sistematizado se convierte en un listado de cuestiones de cuya respuesta se desprende si lo estamos haciendo bien, mal o regular.

También nos encontramos en el código de Hammurabi, año 2150 a.C., alguna referencia a la calidad de construcción de las casas: “si un albañil ha construido una casa y, no siendo esta suficientemente sólida, se hunde y mata a sus ocupantes, el albañil deberá ser ejecutado”. Un trabajo mal realizado siempre supone un perjuicio, a veces irreparable, que no se debe soslayar y trae aparejadas responsabilidades. Y al constructor le merecía la pena velar por realizar una buena obra que no le causase la ruina.

Estamos ante una cuestión, la adecuación de un producto o servicio a unas características especificadas, que permite juzgar el valor de algo y determinar su superioridad o excelencia. Una materia con pasado que está muy presente y con mucho futuro por delante. El control de calidad y las inspecciones cada vez tienen más peso en nuestra sociedad y en iAuditoria te facilitamos el trabajo con nuestra herramienta.

Nos entrevistan en LA VOZ DE GALICIA

¨ iAuditoria es un ejemplo de startup surgida de la necesidad: buscar soluciones a problemas que, la experiencia es terca, se encontraban en el día a día. «Lo que hemos desarrollado es una herramienta tecnológica para realizar auditorías e inspecciones de calidad desde dispositivos móviles, un teléfono o una tablet»

La app permite ir evaluando sobre la marcha a través de preguntas preconfiguradas y adaptadas a cada sector. Al tiempo, «puedes sacar una foto de lo inspeccionado y hacer comentarios, escritos o de voz, como quien usa el WhatsApp», explica.

Aún hay más ventajas, ya que «el responsable de calidad de la firma puede estar sentado en la oficina viendo en tiempo real las auditorías que está haciendo su empresa en todo el país», ejemplifica Caridad, quien valora la inmediatez que aporta el sistema para una rápida toma de decisiones. Un escritorio de potentes funcionalidades permite, además, sistematizar aún más todo el proceso y explotar los datos recogidos, de forma que iAuditoria funciona también como una herramienta para la mejora de la gestión de costes, productividad, empleados y clientes

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/mercados/2018/05/06/adios-lapiz-papel-auditorias-calidad/0003_201805SM6P13991.htm 

Checklist para autoevaluación de la nueva ISO 9001:2015

Tenemos un nuevo checklist para vosotros. En este caso se trata de un listado para adaptarse a la nueva ISO 9001:2015, el estándar mundial más popular para gestión de calidad.

Podéis descargarlo en este enlace: Checklist de autoevaluación ISO 9001:2015

Los cambios más importantes que encontraremos en la quinta versión de la norma ISO 9001 son:

  • Se adopta el esquema común de organización del contenido de la norma que marca el Anexo S.L.
  • Se revisa el lenguaje y se amplía hacia la generación de servicios.
  • Se explicita cómo abordar el enfoque a procesos.
  • Se elimina el concepto de acción preventiva.
  • Registros y documentos pasan a denominarse “información documentada”.
  • Se amplía el concepto de cliente a parte interesada.
  • Se introduce el concepto de Gestión del Cambio muy ligado a modelos de Excelencia.
  • Se va a instar a las organizaciones al aprovechamiento de las oportunidades de mejora.

¿Qué supondrá para las organizaciones certificadas con la versión de 2008?
La emisión de una nueva versión de la norma supondrá un período de transición de tres años que comenzará desde la publicación de la norma a finales de 2015 hasta finales de 2018. Por lo tanto, los certificados emitidos respecto de la norma de 2008 no serán válidos cuando finalice este período.

¿Y para las nuevas certificaciones?
Todas las certificaciones iniciales que se emitan a partir de los primeros meses de 2017, deberán realizarse bajo el nuevo estándar.

¿Y para los organismos de acreditación y de certificación?
También deberán afrontar cambios para adaptarse a la nueva norma y planificar la actualización sus herramientas y recursos.

 

Los alérgenos alimentarios

Aprovechando que hemos colgado en nuestra web un Checklist Gratuito para Autocontrol y Evaluación de Alérgenos y que como bien sabéis podéis usarlo junto con nuestra aplicación móvil, hemos pensado que no está de más el ofreceros un poco de información complementaria sobre los alérgenos alimentarios.

Y es que, aunque la mayoría de las personas pueden consumir todo tipo de alimentos sin que estos les causen ningún tipo de problema de salud, existe un pequeño porcentaje que puede sufrir reacciones físicas ante el contacto o la ingesta con determinados alimentos.

Alergia e intolerancia alimentaria

En primer lugar es necesario indicar cuál es la diferencia entre una alergia y una intolerancia alimentaria, puesto que son dos cosas diferentes aunque puedan estar causadas por el mismo elemento.

La Real Academia de la Lengua define “alérgeno” como la “sustancia que al introducirse en el organismo lo sensibiliza para la aparición de los fenómenos de la alergia”, siendo esta, desde el punto de vista biológico, el “conjunto de fenómenos de carácter respiratorio, nervioso o eruptivo producidos por la absorción de ciertas sustancias que dan al organismo una sensibilidad especial (…)”.

Es, por tanto, una situación de peligro para la salud de las personas afectadas por esta alergia, puesto que el sistema inmunológico del organismo detecta dichos elementos como un posible agente agresor, provocando de esta manera una respuesta inmunológica excesiva, pudiendo incluso llegar a la aparición de anafilaxia (reacción multisistémica, que progresa rápidamente y puede poner en riesgo la vida del ser humano).

Por el contrario, la intolerancia alimentaria se aplica a la incapacidad de consumir determinados alimentos o nutrientes sin sufrir efectos adversos sobre la salud, relacionados fundamentalmente con el aparato digestivo, y sin que actúe de ningún modo el sistema inmunológico del organismo; por lo que la gravedad es inferior.

Alérgenos más comunes

A pesar de que pueden existir reacciones alérgicas o de intolerancia con cualquier tipo de alimento o ingrediente de este, la mayoría de las veces estas situaciones están relacionadas con un grupo reducido de alimentos. Se trata, según se establece en el Anexo II del Reglamento 1169/2011 de la UE, de los siguientes:

cereales  Cereales que contengan gluten (trigo, centeno, cebada, avena, espelta, kamut o sus variedades híbridas)

crustaceos  Crustáceos

huevos  Huevos

pescado  Pescado

cacahuetes  Cacahuetes

soja  Soja

leche  Leche

frutos-con-cascara  Frutos con cáscara: almendras, avellanas, nueces, anacardos, pacanas, nueces de Brasil, pistachos o alfóncigos, nueces de Macadamia o nueces de Australia

apio  Apio

mostaza  Mostaza

sesamo  Sésamo

dioxido-de-azufre-y-sulfitos  Dióxido de azufre y sulfitos

moluscos  Moluscos

altramuces  Altramuces

Ante esta realidad, se hace necesario asegurar, en todo momento y a lo largo de toda la cadena alimentaria, la adecuada comunicación de los alérgenos presentes de manera habitual, o que puedan estarlo en forma de trazas, en todos los productos alimenticios comercializados; con el fin de proporcionar al consumidor toda la información necesaria para asegurar su salubridad durante el consumo de dichos productos.

Para cumplir con esta necesidad, es recomendable para la empresa poder verificar internamente sus procesos, desde las operaciones de recepción o almacenamiento hasta las actividades de elaboración, transformación, envasado o distribución; por ejemplo mediante el desarrollo de procedimientos internos de trabajo o a través de acciones de vigilancia establecidas, como puede ser la realización de auditorías internas de verificación de procesos.

Checklist Gratuito de Autocontrol y Evaluación de Alérgenos

En iAuditoria no sólo queremos ofreceros una herramienta que os facilite el trabajo diario. Hemos pensado que también es interesante proporcionaros checklists de utilidad para que los veáis y así os hagáis una idea de lo que os vais a encontrar en nuestra Model Store.

Para empezar con esta serie de checklists gratuitos, el primero va a ser relativo a Autocontrol y Evaluación de Alérgenos.

Podéis encontrarlo en este enlace: Checklist Gratuito de Autocontrol y Evaluación de Alérgenos.