Conexión iAuditoria y DMAIC Rogelio Bautista

Introducción

La metodología de Seis Sigma fue desarrollada en los años 80 por la empresa Motorola, esta metodología hace referencia a una estrategia encaminada a lograr el CERO en los defectos de la producción7. Es un método de gestión de calidad que se apoya en herramientas estadísticas con el objetivo de mejorar el desempeño de un proceso a base de decisiones acertadas, para lograr que la organización entienda las necesidades de sus clientes.

Metodología DMAIC

DMAIC es un proceso de mejoramiento que se apoya de la metodología Seis Sigma, modelo que sigue una serie de pasos estructurados y disciplinados, que consiste en cinco fases que se interrelacionan entre sí de manera coherente (definir, medir, analizar, mejorar y controlar). Cada una de las fases se apoya en diferentes herramientas que son usadas para dar respuesta a preguntas específicas del proceso de mejora.

La fase DEFINIR: Es la fase de arranque de la metodología, en la que se identifican la mejora de posibles proyectos en una organización. Para llevar apropiadamente esta etapa se deben responder las siguientes preguntas: ¿Por qué es necesario resolver el problema?, ¿cuál es el flujo de proceso general del sistema? ¿Qué se busca lograr en el proceso?, ¿qué beneficios de valor contable se espera lograr?

La fase MEDIR: consiste en definir las características del proceso identificando los requisitos clave del cliente, producto y parámetros que intervienen en el funcionamiento del proceso, a partir de la identificación se define la capacidad del proceso.

La tercera fase ANALIZAR, su objetivo es analizar los datos obtenidos del proceso y así determinar posibles causas y oportunidades de mejora.

Las últimas fases MEJORAR y CONTROLAR, consisten en encontrar cómo asegurar la solución propuesta en un periodo de tiempo, por lo que se debe diseñar, documentar e implementar estrategias de control asegurando los parámetros necesarios para mantener de forma eficiente los objetivos propuestos en el proyecto.

¿Cómo iAuditoria conecta con DMAIC?

Como observamos, la etapa de Definir establece la situación actual, dentro de #iAuditoria, se genera un reporte que da visibilidad de las oportunidades y dónde pueden establecerse planes de acción a nivel general.

Se pueden clasificar estas actividades como Proyectos, Kaizen, JDI (Jusr Do it), entre otras.

En la etapa de Medir, se definen requisitos, cumplimiento y se determina el nivel de desempeño del proceso en estudio. En este caso, siendo procesos de revisión regulados por requerimientos específicos, se obtuvo el 78% de cumplimiento y un nivel Sigma de 2.27. Si estas actividades están alineadas a procesos de producción seguramente este desempeño se verá reflejado también en

indicadores como el OEE ya que no puede haber un proceso con OEE >85% con Cumplimientos de Auditoría del 78% o reprocesos menores a 1%.

Durante la etapa de Analizar se desarrolla la revisión de los datos obtenidos y la información que se tenga recopilada de otras áreas para identificar las posibles causas y soluciones.

Durante la etapa de Mejorar y Controlar se enfocan a implementar la mejora y hacerla sostenible en el tiempo. Nota que la herramienta te sugiere un intervalo para revaluar y te describe las desviaciones, con lo cual sabrás de manera automática a través de los menús del informe comparativo.

iAuditoria no es un software que sustituye al papel, sino una plataforma de mejoramiento continuo conectado de forma natural con metodologías como DMAIC, para lo cual hemos revisado una de tantas opciones que podemos configurar para sacar el máximo provecho de iAuditoria y de la metodología DMAIC.

El pan nuestro de cada día.

Las numerosas modificaciones que ha tenido la Reglamentación Técnico-Sanitaria del pan y panes especiales así como los cambios en las tendencias de consumo son las causas del Real Decreto 308/2019, de 26 de abril, por el que se aprueba la norma de calidad para el pan.

 Se incluyen definiciones de nuevos productos, como los panes elaborados con masa madre muy valorados por el consumidor.

Se ampliacia el concepto de pan común, que ya no se circunscribe exclusivamente al elaborado con harina de trigo, sino que abarca panes elaborados con harinas de otros cereales, incluidas las harinas integrales.

También se ordena la elaboración artesana del pan, definiéndola como un proceso donde prima el factor humano sobre el mecánico y su producción no se realiza en grandes series.

Y se eliminan los límites máximos de humedad, lo que permite elaborar una mayor variedad de panes.

En definitiva este real decreto tiene por objeto establecer las normas básicas de calidad para la elaboración y comercialización del pan en España.

Su articulado comienza con la definición de pan: producto resultante de la cocción de una masa obtenida por la mezcla de harina y agua, con o sin adición de sal, fermentada con la ayuda de levadura de panificación o masa madre.

E inmediatamente se define el pan común como el de consumo habitual en las 24 horas siguientes a su cocción, elaborado con harina o harina integral de cereales, y que podrá incorporar en su composición salvado de cereales.

También se abordan las diferentes denominaciones del pan común a título enunciativo y no limitativo:

1. Pan bregado, de miga dura, español o candeal, que es el obtenido mediante un proceso de elaboración en el que es indispensable el uso de cilindros refinadores. La miga de este tipo de pan es blanca y con alveolos finos y uniformes. Las variedades tradicionales podrán utilizar las distintas denominaciones como telera, lechuguino y fabiola, entre otras.

2. Pan de flama o de miga blanda, que es el obtenido con una mayor proporción de agua que el pan bregado y que no precisa un proceso de refinado con cilindros. La miga de este tipo de pan tiene alveolos más irregulares, en forma y tamaño, que los del pan bregado. Las variedades tradicionales podrán utilizar otras denominaciones como baguette, chapata, payés…

Respecto al pan integral, elaborado con harina integral o de grano entero, de acuerdo con lo establecido en la legislación vigente: se denominarán “pan 100 % integral” o “pan integral” los panes elaborados con harina exclusivamente integral. La denominación se completará con el nombre del cereal o cereales de los que procedan la harina o las harinas utilizadas. E incluirán la mención «elaborado con harina integral X %». La denominación se completará con el nombre del cereal, cereales de los que proceda la harina o las harinas utilizadas.

Pan elaborado con harinas de cereales: es el elaborado con harina de cereales distintos al trigo y, en su caso, harina de trigo. Se denominarán «pan 100 % de» o «pan de» seguido del nombre del cereal.

El pan especial es el pan no incluido en la definición de pan común, que haya incorporado una harina tratada, definida en la legislación vigente, o que haya incorporado otros ingredientes; o que se haya incorporado en la elaboración un procedimiento tecnológico diferente de los utilizados habitualmente para la elaboración del pan común.

Se denominará «pan de» seguido del nombre de los cereales o semillas que el operador quiera destacar, de entre los empleados en la elaboración. A continuación de cada nombre de cereal o semilla se indicará el porcentaje que dicha harina representa.

Son considerados panes especiales: el pan multicereal; el pan de Viena, pan de nieve o pan bombón; el pan tostado, que después de su cocción es cortado en rebanadas, tostado y envasado; el biscote, que después de su cocción en moldes con tapa, es cortado en rebanadas, tostado y envasado; los colines, regañás o picos, de miga seca, quebradiza y crujiente; el pan de molde, que para su cocción ha sido introducido en molde; el pan rallado, resultante de la trituración industrial del pan; y otros panes especiales: «pan bizcochado», «pan dulce», «pan de frutas», «palillos», «bastones», «pan ácimo», «pan pita», «tortilla de (seguido por el nombre del cereal o cereales)» y otros.

Por otro lado los productos, semielaborados, obtenidos mediante la interrupción del proceso de elaboración del pan se clasifican en: pan precocido, cuya cocción de la masa ha sido interrumpida antes de llegar a su finalización, siendo sometida posteriormente a un proceso de congelación o a cualquier otro proceso de conservación autorizado; y masa congelada, que habiendo sido o no fermentada y habiendo sido o no formada la pieza, ha sido posteriormente sometida a un proceso de congelación.

El nuevo RD considera masa madre a la masa activa compuesta por harina de trigo u otro cereal, o mezclas de ellas, y agua, con o sin adición de sal, sometida a una fermentación espontánea acidificante cuya función es asegurar la fermentación de la masa de pan. La masa madre contiene una microflora acidificante constituida esencialmente por bacterias lácticas y levaduras salvajes.

Y entra de lleno en las consideraciones acerca del pan artesano. Primará el factor humano sobre el mecánico. La fermentación en bloque de la masa se realiza inmediatamente después del amasado y antes de la división de ésta. El formado de las piezas se realizará, total o parcialmente, de forma manual de manera que se obtenga un resultado final individualizado. Y bajo la dirección de un maestro panadero o asimilado, o artesano con experiencia o conocimientos demostrables.

Para terminar se regula sobre las materias primas y otros ingredientes. Son materias primas básicas: harina, agua, levadura de panificación o masa madre y sal.

Y la comercialización del pan en el punto de venta. El pan común solo podrá venderse en las 24 horas siguientes a su cocción. Excepcionalmente se autoriza la venta pasado ese tiempo, siempre que las existencias de este tipo de pan estén separadas adecuadamente en el punto de venta y se indique claramente que su cocción se ha realizado hace más de 24 horas.

UPA propone mejorar la norma de calidad del ibérico para lograr la fidelidad del consumidor a unos productos de calidad

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha reunido en Mérida, este jueves 4 de abril, a su sectorial del porcino ibérico. En dicho encuentro se ha planteado mejorar la norma de calidad del ibérico para lograr la fidelidad del consumidor a unos productos de calidad.
Destacan que la aplicación de la Norma de Calidad del Ibérico ha sido “uno de los aspectos fundamentales que ha condicionado al sector a esta tendencia positiva, aportando transparencia en los productos y mayor trazabilidad y conocimiento para el consumidor”. Y advierten que es necesario modificar los controles para que no supongan una carga burocrática y económica.


Desde iAuditoria podríamos aportar nuestro granito de arena:
Con nuestra APP Gratuita, realizando la auditoría con dispositivos móviles añadiendo comentarios por voz e imágenes, de forma «online» y «offline».
Gestión de usuarios, con auditores tanto internos (personal propio) como externos (consultores, freelances) mediante la asignación de roles y permisos (Auditor Jefe, Auditor junior)…
De fácil manejo adatado a todas plataformas y sistemas existentes (Windows, Linux, MacOS, Android, iOS…).
Permite el cumplimiento y actualización de los requisitos legales y de calidad aplicables a la empresa, y ayuda a proteger el medio ambiente al eliminar papel.
Ahorra más de un 50% del tiempo en la gestión de las auditorías y mejora tu productividad…
Toda mejora en el control de la calidad redunda en una fidelización del cliente y en un aumento del mercado.

Lo nuevo de BRC (BRCGS ) v8: Compras

En los análisis de peligros los criterios y requisitos exigibles a las materias primas y auxiliares constituyen una serie de axiomas sobre los que se basa todo el APPCC. En consecuencia, su vigilancia es un punto fundamental en los estándares amparados por la Global Food Safety Initiative.

La homologación de proveedores, requisito fundamental de BRC v8

No podía ser de otro modo: la aprobación y el seguimiento de los requisitos de las materias primas, por lo tanto, de proveedores, es un requisito fundamental para obtener la certificación BRC Food Safety. Dicho nivel de exigencia es, de hecho, una constante en los estándares apoyados en las organizaciones del retail.

PUNTO 3.5.1. FUNDAMENTAL: La empresa tendrá un proceso efectivo de aprobación y un sistema de monitorización de las materias primas (incluyendo el material de envasado), para asegurar que cualquier riesgo potencial relacionado con la seguridad, la autenticidad, la legalidad y la calidad del producto  se comprenden y se gestionan.

¿Qué ha cambiado en las compras en la versión 8 de BRC?

No ha habido ninguna modificación en la nueva versión de BRC en el requisito principal, aunque si que se añaden y/o modifican algunos aspectos en el articulado:

  • Se deberán de tener en cuenta las contaminaciones cruzadas entre especies o variedades.
  • También se añade la necesidad de otorgar especial consideración a los riesgos asociados con la presencia de sustancias prohibidas como medicamentos, pesticidas, metales pesados, etc.
  • El análisis de riesgos de las materias primas ya no deberá realizarse cada año sino que se amplía el plazo a tres años además de los siguientes supuestos: cuando haya un cambio en la materia prima, ya sea proveedor o características de ésta; si se detecta un  nuevo riesgo; si el material ha protagonizado una retirada o una alerta.
  • La aprobación de los proveedores se basará en un análisis de riesgo y se podrá realizar de tres maneras:
    • A través de un certificado aceptado por GFSI.
    • Mediante una auditoría a proveedor que incluya como mínimo el alcance relativo a la seguridad del producto, su trazabilidad, la revisión del plan APPCC y las buenas prácticas de fabricación.
    • A través de cuestionarios, cuando el riesgo sea considerado bajo, en este caso, además se mantiene la necesidad de llevar a cabo un seguimiento del desempeño del proveedor.
  • La obligatoriedad de implementar medidas de seguimiento a los proveedores se segrega del requisito para el proceso documentado de aprobación de proveedores, lo que añade entidad y relevancia al seguimiento en sí mismo.
  • Se añade la obligación de disponer de un listado (o base de datos) de proveedores aprobados actualizada.
  • Los empleados implicados en la recepción, validación, compras, etc. de materias primas deberán de tener un listado actualizado con la información relevante respecto a los proveedores y los productos.
  • Se incorporan los criterios de trazabilidad desde el capítulo 3.9, señalando la obligatoriedad de confirmar que el proveedor lleva a cabo una trazabilidad adecuada y, en el caso de los proveedores aprobados por cuestionario, esta trazabilidad se deberá verificar en la trienal.
  • Se incluye el requisito de que los empleados responsables de la recepción de materiales deberán disponer de los últimos procedimientos y requisitos adecuados con el fin de que no puedan recibir materia prima no apta por error.
  • Si se reciben animales vivos, deberá llevarse a cabo una inspección por un profesional competente, durante el sacrificio y eleviscerado, para determinar que los animales cumplen con los requisitos para el consumo humano.

Homologación de proveedores de servicios en BRC v8

La aceptación de materias primas y materiales auxiliares se basa en evidencias objetivas y fácilmente medibles. Incluso cuando se externaliza una parte de la producción, la capacidad de análisis objetivo y de reacción es más rápida que cuando se trata de analizar al proveedor de un servicio. Además, en ambos casos, la conformidad se puede evaluar antes de que un incumplimiento de los requisitos conlleve a un defecto en la calidad del producto, con lo que se aumenta la capacidad de respuesta.

En el caso de los servicios subcontratados esto es ligeramente más complejo porque el retorno o el resultado de la calidad de dicho servicio o proyecto se suele obtener a medio largo plazo. Debido a esto, la prevención se basa únicamente en la capacidad de evaluar previamente a la empresa contratada para tal o cual servicio.

La versión 8 de BRC señala que los proveedores de servicios también deberán evaluarse y ser sometidos a seguimiento en base a:

  • El riesgo que se pueda añadir a la seguridad o la calidad de los productos.
  • El cumplimiento de cualquier requisito legal.
  • Los riesgos potenciales en cuanto a autenticidad del producto (prevención del fraude) y Food Defense.

Se añaden al listado de servicios susceptibles de ser evaluados los siguientes aspectos:

  • Los servicios de consultoría de inocuidad alimentaria.
  • Se incorporan los servicios de envasado como un servicio externo, y se elimina dicho punto en lo relativo a los procesos subcontratados.

Propuesta de documentos mínimos para gestionar las compras con BRC v8

La tabla que se halla a continuación, es una propuesta de los documentos que se podrían usar para articular el cumplimiento de los requisitos de BRC v8 en cuanto a las compras (dejando a un lado la externalización de la producción). También se señalan los artículos de la norma, compras a parte, a los que deberían hacer referencia los documentos en cuestión, por si os es de utilidad:

Haz tus audiorías más amigables y, sobre todo, útiles.

Desde el blog se han abordado los aspectos para mejorar la percepción y el funcionamiento durante el transcurso de las auditorías (aquí aquí). Sin embargo las TiC permiten ir un paso más alláen el análisis y la aplicabilidad de los datos obtenidos durante las auditorías e inspecciones. Desde iAuditoria te invitamos a probar gratis durante un mes nuestra aplicación.

Además si te suscribes durante el mes de abril, y nos escribes hablándonos de este post, te regalamos el acceso durante el mes de prueba a nuestro check list exclusivo para evaluar la adaptación de tu organización a BRC v8.

¿A qué esperas?

Anchoas del Cantábrico, un caso práctico.

La leyenda “del Cantábrico” no garantiza que las anchoas hayan sido pescadas en el Mar Cantábrico. Estas pueden haber sido capturadas en cualquier otro lugar, por ejemplo, en el Mar Mediterráneo o en el Océano Atlántico, aunque la mayoría de los consumidores tiene como referencia de calidad las anchoas con ese origen.

No existe ninguna normativa que prohíba que en el envase se pueda leer “del Cantábrico”, aunque el pescado haya sido capturado en las costas de Marruecos, si ha sido procesado por una conservera española. El único requisito exigido es que la anchoa sea de la especie determinada, Engraulis encrasicolus, en vez de tener una Indicación Geográfica Protegida (IGP) o un sello de calidad que singularice el producto y certifique al consumidor su procedencia.

¿Cómo podría ayudar el uso de iAuditoria para evitar esta confusión?

● Nuestra herramienta facilitaría al órgano regulador el control absoluto de las auditorías de calidad, ya que permite configurar diferentes roles, con atribuciones específicas, para los distintos participantes en la auditoría o inspección, así como diferentes grados de acceso a la información obtenida.

● Con la geolocalización se consigue ubicar donde se realiza el control, evitando la equivocación o el fraude en la procedencia del producto.

● Con la APP de iAuditoria para dispositivos móviles se facilita al auditor el trabajo en condiciones desfavorables, además de reducir el coste de tiempo y de materiales.

● Cabe destacar que la obtención de datos es en tiempo real y que al poderse incorporar contenido multimedia se añade la transparencia necesaria y exigible tanto para el auditor como para el auditado (pescador, procesador, autoridad… consumidor).

● iAuditoria genera informes estadísticos, comparativos, que detectan posibles mejoras en la organización y facilitan la toma de decisiones y la subsanación de deficiencias.

Solo mediante el riguroso control de la calidad se genera el valor necesario para avanzar por el camino de la excelencia y que, de este modo, el consumidor pueda tener la seguridad de que cuando quiera comprar anchoas del Cantábrico lo pueda hacer sin temor a ser defraudado.

Cuidado con los cítricos de Sudáfrica

La Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios (Avacu) y la Unió de Llauradors han dado a conocer un estudio sobre la importación de cítricos de Sudáfrica que determina que se han hallado en ellos más de 50 materias activas de productos fitosanitarios prohibidas en la Unión Europea.

Entre las que se han encontrado figura el ‘paraquat’, un herbicida que con las dosis adecuadas afecta al tracto gastrointestinal, riñón, corazón y otros órganos. También han descubierto ‘metil azinfos’, prohibido por la Agencia de Protección Ambiental desde 2004 y por la UE desde 2006, un insecticida “altamente tóxico” para los anfibios, peces, mamíferos, crustáceos y moluscos.

El uso de estos productos permite a los agricultores africanos, sin apenas controles de calidad, producir cítricos con menores costes de cultivo que a los agricultores europeos. Lo que supone “un claro agravio comparativo y discriminación para los agricultores valencianos, un perjuicio para los consumidores” y, al mismo tiempo, “un alto riesgo” para las personas encargadas de su aplicación y para el medio ambiente.

Fernando Moner (Presidente de AVACU), ha señalado que los resultados le ponen “en alerta” y le genera “muchísima preocupación por la propia seguridad alimentaria”. “Son productos alimenticios que ingerimos diariamente y que llevan una serie de componentes que si en Europa y en España están prohibidos, será por algo. No entendemos cómo se permite la entrada a productos que han sido tratados con esos componentes y que llevan parte de esos residuos en los mismos”.

La Unió de Llauradors trasladará el estudio a la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), responsable de la revisión de sustancias activas utilizadas en productos fitosanitarios y de la evaluación del riesgo de los niveles máximos de residuos (LMR) de plaguicidas permitidos en productos de origen vegetal o animal comercializados en la UE. También presentarán los resultados a la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN).

Tras el descubrimiento, exigen la “suspensión” del acuerdo “hasta que se restrinja el uso” de este tipo de productos sin los controles de calidad necesarios.

Las 10 empresas controlan el mercado mundial de alimentos

Aunque su nivel de actividad y sus cifras de negocio crecen a un ritmo imparable, el mercado mundial de alimentos cada vez está en menos manos. De hecho, el sector agroalimentario va camino de convertirse en un oligopolio controlado por apenas una docena de sociedades tal y como demuestran los procesos de concentración empresarial llevados a cabo en los últimos años. De las nueve mayores fusiones o absorciones industriales realizadas en el mundo desde el 2013, cinco correspondieron a firmas vinculadas a la producción o distribución de alimentos. Estas operaciones, transcontinentales y entre teóricos competidores, dieron lugar a gigantescas multinacionales cuya facturación anual conjunta supera los 180.000 millones de euros anuales.

Estas son las principales empresas y los productos que nos venden:

NESTLÉ (SUIZA). Desde leche a comida para mascotas. Con un volumen de negocio de casi 78.000 millones de euros en el 2017 -el beneficio sobrepasó los 6.000 millones en ese ejercicio-, la láctea helvética pasa por ser la primera empresa agroalimentaria a nivel mundial. Su actividad se ha diversificado durante los últimos años y, además de su importante presencia en el sector de los lácteos y derivados, también fabrica galletas, comida para mascotas y alimentos infantiles. Algunas de sus marcas más reconocibles son Nespresso, Bonka, Fitness, Maggi, Buitoni, Purina o Nesquik. PEPSICO (EE.UU.) La reina de los aperitivos. Además de por bebidas tan populares como Pepsi, Kas, 7up o Aquafina, la multinacional norteamericana es conocida en casi todo el planeta por ser la fabricante de aperitivos tan conocidos como Lays, Cheetos, Doritos o Ruffles. Su volumen de facturación durante el último ejercicio cerrado sobrepasó los 55.200 millones de euros.

UNILEVER (EE.UU.). Cuidado personal y helados. Se trata de una multinacional británico-holandesa que vende cerca de 400 marcas en más de 190 países con un volumen anual de facturación superior a los 51.000 millones de euros. Los más consumidos son Dove, Rexona, Axe, en el ámbito del cuidado personal; y Knorr, Hellmann’s, Flora, Lipton o Maizena en cuando a alimentación. Uno de sus productos más conocidos son los helados Frigo.

COCA-COLA (EE.UU.). Líder en refrescos. Es una de las marcas más reconocibles a nivel mundial. Su actividad va mucho más allá del tradicional refresco de cola. También vende Sprite, Fanta, Nordic Mist, Nestea, Powerade o Aquarius. En el 2017 su facturación fue de 50.000 millones de euros.

P&G (EE.UU.). El amo de la higiene personal. Aunque no se trata de una empresa que opera en el sector alimentario, Procter & Gamble es líder absoluto en el ámbito de la limpieza y la higiene personal. Raro es el carrito de la compra que no lleva productos suyos como Ambipur, Ariel, Fairy, Ausonia, Evax, Gillete, H&S, Dodot, Pantene o Don Limpio. Su facturación global en el 2017 superó los 55.000 millones de euros.

MARS (EE.UU.). Chocolates y comida para perros. Creada hace más de un siglo en Nueva Jersey, Mars pasa por ser uno de los mayores fabricantes de snacks y golosinas del mundo con un volumen de venats de 28.700 millones de euros. Suyas son referencias tan conocidas como Twix, M&Ms, Mars u Orbit y también otras líderes en el ámbito de la comida para mascotas como Royal Canin, Pedigree o Wiskas.

MONDELEZ (EE.UU.). El rey del picoteo. Oreo, Toblerone o Trident son algunas de las marcas de referencia de Mondelez, el mayor fabricante de snacks del mundo con presencia en 165 países. Cuentan con algunos productos líderes en sus respectivos segmentos como Halls, Milka, Philadelphia. También es propietaria de LU, que fabrica las conocidas galletas Príncipe. DANONE (FRANCIA). Mucho más que yogures. Aunque el 52% de sus ventas totales -24.200 millones en el 2017- proceden de los lácteos y derivados, también cuentan con una presencia significativa en el agua de consumo y en el sector de la nutrición infantil. De Danone son productos como Actimel, Activia, Danacol, Milupa, Aptamil, Font Vella o Lanjarón.

ASSOCIATED BRITISH FOODS (REINO UNIDO). La dueña de Primark. Menos conocida para los consumidores resulta todavía la británica Associated British Foods, dedicada mayormente a la producción de azúcar, levaduras de cerveza y otros ingredientes alimentarios para el sector de la panadería y la bollería. Una de sus filiales es la conocida marca de ropa y complementos Primark.

 KELLOGG’S (EE.UU.). El gigante de los desayunos. Líder absoluto a nivel mundial en la fabricación y venta de cereales -posee más de una treintena de referencias distintas- y galletas. También es propietario desde el 2012 de la marca de patatas fritas Pringles, adquirida a P&G por más de 2.500 millones de euros.

Fuente: https://www.lavozdegalicia.es/noticia/economia/2019/01/14/senores-carrito/0003_201901G14P21991.htm

Sanidad alerta de que este zumo puede ser perjudicial para la salud.

Se vende embotellado en un envase de plástico, amarillo, de forma redonda-ovalada  y de una altura aproximada de 7 centímetros. De ancho, la botella mide unos 5,5 centímetros, tiene tapa abatible de color verde y una etiqueta de papel. Contiene 200 mililitros de zumos de limón concentrado. Es de la marca Piacelli Citri Lemon y contiene sulfitos concentrados, a pesar de que el producto no lo declara por ninguna parte.

 Así, la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición, dependiente del Ministerio de Sanidad, emitió este fin de semana una alerta en la que previene sobre su consumo: «Se recomienda a aquellos consumidores alérgicos a los sulfitos que pudieran tener el producto anteriormente mencionado en sus hogares que se abstengan de consumirlo». «Se ha procedido a informar de estos hechos a las Autoridades competentes de las Comunidades Autónomas a través de la Red de Alerta Alimentaria nacional (SCIRI)», añade la nota.

El zumo concentrado ha sido fabricado en Italia y distribuido a establecimientos de España, Bélgica, Albania, Bulgaria, Brasil, Canadá, Suiza, República Checa, Alemania, Estonia, Francia, Reino Unido, Georgia, Guinea Ecuatorial, Hong Kong, Irlanda, Italia, Lituania, Luxemburgo, Letonia, Malta, Maldivas, Malasia, Países Bajos, Filipinas, Polonia, Rumanía, Surinam, Estados Unidos y Sudáfrica.

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/sociedad/2019/01/09/sanidad-alerta-zumo-puede-perjudicial-salud/00031547046861670724886.htm?utm_source=facebook&utm_medium=referral&utm_campaign=fbgen

Auditorías e inspecciones, una moda que perdurará.

Dicen los clásicos que el único modo de mejorar es mediante el examen particular y diario. Si conocemos nuestros fallos podremos remediarlos e iniciar el camino de la excelencia.
La inspección procede del latín inspectio y hace referencia a la acción y efecto de inspeccionar examinar, investigar, revisar… auditar. Se trata de una exploración física que se realiza principalmente a través de la vista. Su objetivo es hallar características significativas para determinar cuáles son normales y distinguirlas de aquellas que se consideran anormales.
Por ejemplo, los poderes públicos intensifican su presión inspectora, en aras de una mayor protección de la salud pública, sobre todo tipo de establecimientos relacionados con la industria alimentaria, desde fábricas, envasadores, distribuidores o mayoristas hasta almacenes, pequeño comercio o la restauración. A mayor presión inspectora mayor número de infracciones y sanciones.
También el incremento del comercio internacional requiere una información sobre el cumplimiento de estándares de calidad exigibles en los nuevos mercados.
¿Merece la pena exponerse a una sanción o a quedar fuera del mercado global?…

No, y sobre todo cuando tienes a tu alcance una herramienta que te facilita enormemente el control de calidad exigido.

Con  podrás:

  • Disponer de una herramienta TIC para la realización de auditorías y/o inspecciones a partir de la lista de chequeo (chek list) que determines.
  • Trabajar con todas las plataformas (Windows, Linux, MacOS, Android, IOS…)
  • Obtener una APP gratuita para dispositivos móviles que te permite reducir tiempo de trabajo y costes materiales.
  • Generar informes en tiempo real con contenidos multimedia, estadísticas… que facilitan la toma de decisiones y la subsanación de deficiencias.
  • Tener a mano la información, ya sea obtenida por el personal propio o por el subcontratado.

Obtén más información en https://www.iauditoria.com/home y súbete al carro de la excelencia.

El fraude de la miel

A un panal de rica miel diez mil defraudadores se acercaron…

El sector apícola en la Unión Europea representa a más de 620.000 apicultores, ya sea como actividad profesional, como afición o para el propio consumo. Desde el punto de vista económico supone aproximadamente 14.200 millones de euros al año y desde el punto de vista ambiental que un 84 % de las especies vegetales y un 76 % de la producción de alimentos dependen de la polinización efectuada por las abejas domésticas y salvajes.

La Unión apenas produce el 60 % de la miel que consume. Los tres principales productores europeos de miel son Rumanía, España y Hungría, seguidos por Alemania, Italia y Grecia. El 40 % restante es de media 2,3 veces más barata que la miel producida dentro de la Unión; 200.000 toneladas de miel al año proveniente de China, Ucrania, Argentina y México que generan una grave desventaja competitiva para los apicultores europeos y, por añadidura, la miel importada a menudo no cumple con las normas que se exigen a los apicultores de la Unión.

Mientras los consumidores suelen creer que adquieren miel procedente de la Unión la realidad es que están comprando una mezcla con miel importada de terceros países, y que gran parte de esta miel importada está adulterada; desde 2002 se ha estancado o ha disminuido la cantidad de miel procedente de las principales regiones productoras del mundo debido a la mala salud de las abejas, pero en China la cantidad producida se ha duplicado (aproximadamente 450 000 toneladas al año desde 2012) y supera la producción de miel de la Unión, Argentina, México, los EE. UU. y Canadá juntos.

Según las asociaciones de apicultores y los profesionales del sector, gran parte de la miel importada de China podría estar adulterada con azúcar exógeno de caña o de maíz. Si a esto le añadimos que no todos los Estados miembros están en condiciones de efectuar análisis para detectar irregularidades en la miel importada en los puestos de control de las fronteras exteriores de la Unión… nos damos de bruces con que la miel es el tercer producto más adulterado en el mundo y que la adulteración causa graves daños a los apicultores europeos e implica importantes riesgos para la salud de los consumidores.

El Centro Común de Investigación (JRC, Joint Research Centre)  analizó muestras de miel de los Estados miembros y concluyó, entre otras cosas, que un 20 % las muestras tomadas en las fronteras exteriores y en las instalaciones de los importadores no cumplían los criterios de composición o los procedimientos de producción de la miel establecidos en la Directiva relativa a la miel (2001/110/CE) y que un 14 % de las muestras contenían azúcar añadido.

La importación de grandes cantidades de miel adulterada a bajo coste, provocó en los países de la Unión que más miel producen (Rumanía, España, Hungría, Bulgaria, Portugal, Francia, Italia, Grecia y Croacia) que los precios de adquisición de la miel a finales de 2016 hubiesen caído a la mitad de los precios de 2014, y que este problema sitúa a los apicultores europeos en una posición muy difícil y perjudicial.

Los consumidores, que cada vez están más informados, empiezan a desconfiar de los alimentos procedentes de determinados países, conocedores de que muchos grandes productores, como los Estados Unidos, Canadá, Argentina o México, aplican unos requisitos de etiquetado de la miel más estrictos que las normas simplificadas de la Unión, y ofrecen garantías mayores que esta en lo que respecta a facilitar a los consumidores la información necesaria.

Es necesario garantizar que la miel y otros productos apícolas importados cumplan plenamente con los estándares de calidad de la Unión, y luchar contra los productores de miel de terceros países que recurren a medios deshonestos, así como contra los envasadores y comerciantes de la Unión que mezclan deliberadamente con miel importada adulterada. Quizá el uso de una herramienta como  pueda ayudar a esta lucha, tan necesaria, contra el fraude.

Tampoco estaría de más conseguir el etiquetado preciso y obligatorio de la miel y los productos apícolas sustituyendo la mención “mezcla de mieles procedentes de la UE y no procedentes de la UE” por una indicación precisa del país o países de origen de las mieles empleadas en el producto final, y que estos se enumeren en el orden del porcentaje correspondiente a cada uno de ellos.