El fraude de la miel

A un panal de rica miel diez mil defraudadores se acercaron…

El sector apícola en la Unión Europea representa a más de 620.000 apicultores, ya sea como actividad profesional, como afición o para el propio consumo. Desde el punto de vista económico supone aproximadamente 14.200 millones de euros al año y desde el punto de vista ambiental que un 84 % de las especies vegetales y un 76 % de la producción de alimentos dependen de la polinización efectuada por las abejas domésticas y salvajes.

La Unión apenas produce el 60 % de la miel que consume. Los tres principales productores europeos de miel son Rumanía, España y Hungría, seguidos por Alemania, Italia y Grecia. El 40 % restante es de media 2,3 veces más barata que la miel producida dentro de la Unión; 200.000 toneladas de miel al año proveniente de China, Ucrania, Argentina y México que generan una grave desventaja competitiva para los apicultores europeos y, por añadidura, la miel importada a menudo no cumple con las normas que se exigen a los apicultores de la Unión.

Mientras los consumidores suelen creer que adquieren miel procedente de la Unión la realidad es que están comprando una mezcla con miel importada de terceros países, y que gran parte de esta miel importada está adulterada; desde 2002 se ha estancado o ha disminuido la cantidad de miel procedente de las principales regiones productoras del mundo debido a la mala salud de las abejas, pero en China la cantidad producida se ha duplicado (aproximadamente 450 000 toneladas al año desde 2012) y supera la producción de miel de la Unión, Argentina, México, los EE. UU. y Canadá juntos.

Según las asociaciones de apicultores y los profesionales del sector, gran parte de la miel importada de China podría estar adulterada con azúcar exógeno de caña o de maíz. Si a esto le añadimos que no todos los Estados miembros están en condiciones de efectuar análisis para detectar irregularidades en la miel importada en los puestos de control de las fronteras exteriores de la Unión… nos damos de bruces con que la miel es el tercer producto más adulterado en el mundo y que la adulteración causa graves daños a los apicultores europeos e implica importantes riesgos para la salud de los consumidores.

El Centro Común de Investigación (JRC, Joint Research Centre)  analizó muestras de miel de los Estados miembros y concluyó, entre otras cosas, que un 20 % las muestras tomadas en las fronteras exteriores y en las instalaciones de los importadores no cumplían los criterios de composición o los procedimientos de producción de la miel establecidos en la Directiva relativa a la miel (2001/110/CE) y que un 14 % de las muestras contenían azúcar añadido.

La importación de grandes cantidades de miel adulterada a bajo coste, provocó en los países de la Unión que más miel producen (Rumanía, España, Hungría, Bulgaria, Portugal, Francia, Italia, Grecia y Croacia) que los precios de adquisición de la miel a finales de 2016 hubiesen caído a la mitad de los precios de 2014, y que este problema sitúa a los apicultores europeos en una posición muy difícil y perjudicial.

Los consumidores, que cada vez están más informados, empiezan a desconfiar de los alimentos procedentes de determinados países, conocedores de que muchos grandes productores, como los Estados Unidos, Canadá, Argentina o México, aplican unos requisitos de etiquetado de la miel más estrictos que las normas simplificadas de la Unión, y ofrecen garantías mayores que esta en lo que respecta a facilitar a los consumidores la información necesaria.

Es necesario garantizar que la miel y otros productos apícolas importados cumplan plenamente con los estándares de calidad de la Unión, y luchar contra los productores de miel de terceros países que recurren a medios deshonestos, así como contra los envasadores y comerciantes de la Unión que mezclan deliberadamente con miel importada adulterada. Quizá el uso de una herramienta como  pueda ayudar a esta lucha, tan necesaria, contra el fraude.

Tampoco estaría de más conseguir el etiquetado preciso y obligatorio de la miel y los productos apícolas sustituyendo la mención “mezcla de mieles procedentes de la UE y no procedentes de la UE” por una indicación precisa del país o países de origen de las mieles empleadas en el producto final, y que estos se enumeren en el orden del porcentaje correspondiente a cada uno de ellos.

La primera empresa alimentaria que obtiene la ISO 45001:2018

Juver Alimentación se ha convertido en la primera empresa del sector, en España, que obtiene la certificación de la norma ISO 45001:2018 de Sistemas de Gestión de Seguridad y Salud Laboral, bajo la acreditación UKAS (United Kingdom Accreditation Service) de Intertek.

La norma evalúa la seguridad y la salud de los trabajadores en entornos industriales, toda la actualidad de la nueva norma se puede seguir por medio de la web oficial de ISO.

Este nuevo estándar permite a las organizaciones —independientemente de su tamaño, tipo o actividad— la prevención de daños y el deterioro de la salud.

La certificación posiciona a Juver Alimentación S.L. como una empresa pionera en salud y seguridad en el trabajo y muestra su compromiso en la promoción de un entorno laboral saludable, cuyo objetivo es el bienestar de las personas que trabajan en sus instalaciones.             

Resumen de las principales novedades de la ISO 45001:2015:

• Reforzar el papel de Alta Dirección en el Liderazgo del Sistema de Gestión de Seguridad
y Salud en el Trabajo.
• Pone mucho más énfasis en el contexto de la empresa en la que trabaja la empresa y en la gestión
de los riesgos.
• No limitarse al efecto negativo de la incertidumbre y aprovechar las diferentes circunstancias que puedan conducir la mejorara.
• Demostrar el cumplimiento de los requisitos legales, además del desarrollo de
todos los indicadores de la mejora continua, como establece el Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo.
• Enfatizar la participación de los altos cargos y trabajadores en todos los niveles de la
empresa.
• Es compatible con otras normas ISO, con lo que ahora podrán integrarse al 100 % con ISO
9001:2015 e ISO 14001:2015, conformando así el trío de normas ISO más certificadas del mundo.

Desde  queremos recomendarte nuestra herramienta para facilitar el cumplimiento normativo, además   permite seguir en tiempo real la conducción de las inspecciones y auditorías dónde quiera que se estén realizando.

Finalizadas las inspecciones/auditorías podrás obtener tus informes de manera inmediata. Informes de auditoría, plan de acciones correctoras, informe de tendencia, estadísticas avanzadas y mucho más.

Algunas ventajas de iAuditoría

es una herramienta TIC que permite la realización de auditorías e inspecciones a partir de un check list predeterminado.

Funciona en todas las plataformas existentes (Windows, Linux, MacOS, Android, iOS…) y tiene una APP, de descarga gratuita, para dispositivos móviles.

Genera los informes en tiempo real y bla, bla, bla…

Hemos diseñado planes de precios adaptados a las necesidades de nuestros clientes. En todo momento sabrás cuanto pagas.

Nuestra solución permite la eliminación del papel permitiendo a las empresas cumplir con su compromiso medioambiental.

Ahorra más de un 50% del tiempo en la gestión de las auditorías. Con podrás asignar varios auditores a una misma auditoría.

Permite destinar recursos a otras tareas del departamento y a otras áreas.

Nuestra solución en la nube permite reducir los errores causados por el traspaso de la información.

Gracias al “criterio de evaluación” de nuestra solución se reducen las diferencias de interpretación de los requisitos de inspección/auditoría.

La posibilidad de incorporar comentarios acompañados de imágenes ofrece garantía en el proceso de inspección (más vale una imagen que mil palabras).

permite seguir en tiempo real la conducción de las inspecciones y auditorías dónde quiera que se estén realizando.

Finalizadas las inspecciones/auditorías obtén tus informes de manera inmediata. Informes de auditoría, plan de acciones correctoras, informe de tendencia, estadísticas avanzadas y mucho más.

¡La calidad está en la masa!

Hasta que llega el momento del estirado de la masa en tienda el departamento de calidad supervisa todo el proceso mediante unos exhaustivos controles de todos los elementos que intervienen en la elaboración.

Telepizza elabora unos 60 millones de pizzas al año que distribuye en más de 1.300 tiendas de Europa, América y África.

Más de 24.000 personas trabajan para la compañía española que acaba de abrir el primer local en Irán y que en 10 años espera tener más de 100 en Arabia Saudí.

Telepizza utiliza masa fresca para la venta en sus tiendas, lo que conlleva una optimización de la cadena de frío para paralizar el proceso de fermentación y poder llegar al momento idóneo de estirado combinando magistralmente dos factores: el tiempo y la temperatura.

En  nos sentimos orgullosos de que el departamento de calidad utilice nuestra herramienta para las múltiples auditorías e inspecciones que garantizan la excelencia de sus riquísimos productos.

Cuatro de cada diez locales de hostelería incumplen condiciones de higiene

“Además de las inspecciones ordinarias que la Consellería de Sanidade realiza habitualmente en los establecimientos de restauración, periódicamente se llevan a cabo campañas especiales, que suelen coincidir con las épocas de mayor afluencia de turismo. La última se desarrolló en abril, y en ella se implicaron todos los efectivos veterinarios de salud pública -son los que realizan este trabajo- de forma individual o en equipos de dos.

Fueron doce días en los que visitaron casi 1.400 establecimientos, la mayoría locales abiertos al público en general, pero también negocios de restauración social, como comedores de hospitales, residencias de la tercera edad o centros educativos. De las 1.391 inspecciones realizadas se detectaron incumplimientos en 600 centros, en torno al 43 % del total. Y el principal motivo fueron las condiciones generales de higiene, ya que en más del 40 % se notificaron este tipo de incumplimientos. También falla en la restauración gallega la información al consumidor, ya que el 43 % de los establecimientos presentaban algún problema en este sentido. Las siguientes infracciones más comunes fueron la rastreabilidad -la información sobre la procedencia y el origen de los productos-, que afectó al 15 % de los centros inspeccionados; mientras que en un 11 % se detectaron envases rellenables de aceite o licores, una práctica prohibida desde hace cuatro años.

La lupa en moluscos y quesos

Esta campaña especial que se desarrolló en abril puso el foco en dos objetivos: verificar que los establecimientos estaban incluidos y habían actualizado sus datos en el Rexistro Galego Sanitario de Empresas e Establecementos Alimentarios, tal y como establece el decreto 204/2012, y comprobar que los locales de restauración cumplen una serie de requisitos. En concreto se vigiló la trazabilidad de las materias, es decir, que estén los proveedores registrados, sobre todo en lo que se refiere a moluscos y quesos; la no utilización de envases rellenables para el aceite y el aguardiente, así como el correcto etiquetado de otras bebidas alcohólicas; que la información facilitada al consumidor sea adecuada, haciendo hincapié en todo lo referido a los alérgenos; y finalmente se vigilaron las condiciones generales de higiene y la evaluación del riesgo de cada establecimiento.

¿Y qué ocurre cuando los inspectores detectan algún incumplimiento? Los pasos son diferentes según el tipo de infracción. En las 1.391 inspecciones realizadas se notificaron 695 requerimientos de subsanación. Son más que centros con incumplimientos porque un mismo local puede cometer varias infracciones. La mayoría, 362, se concentraron en establecimientos de la provincia de Pontevedra.

Los propios inspectores dan un tiempo a los responsables de los locales para que subsanen los errores en función de la urgencia y la gravedad de los mismos. Además, se llevaron a cabo durante estas visitas 76 inmovilizaciones de producto, casi todas en Pontevedra (54; otras 20 en A Coruña y dos en Lugo), al tratarse de alimentos que no cumplían con las condiciones establecidas; e incluso se suspendieron cautelarmente 17 establecimientos por la gravedad de sus incumplimientos.

Al menos veinte expedientes

El último paso es abrir un expediente sancionador, algo que solo ocurrió con 20 locales. Pero, tal y como indican desde Saúde Pública, esta cifra de 20 expedientes puede crecer, porque los inspectores tienen meses para abrir estos procesos y no tienen por qué hacerlo al instante. Sí se abre inmediatamente cuando se ha suspendido de forma cautelar el local afectado.

En cuanto a las multas, si las infracciones son calificadas como leves pueden llegar a los 3.000 euros; a 15.000 en el caso de las graves; y por encima de esa cantidad si están catalogadas como muy graves. Si el propietario reconoce la deficiencia y realiza un pago en un plazo establecido, esta multa puede reducirse un 40 %. Las visitas se hacen tanto en establecimientos de restauración sin comedor, por ejemplo bares o cafeterías, como en los que sí lo tienen. El 44 % se realizaron en locales del primer tipo; otro 45 % en centros con comedor; y el 11 % restante en establecimientos de restauración social como los de los hospitales, residencias o colegios.´´

 

La leche y sus derivados deberán indicar en la etiqueta el lugar de origen

“Han tenido que transcurrir tres años para que uno de los grandes pilares del acuerdo lácteo, firmado en septiembre del 2015 para atajar una grave crisis del sector vea por fin la luz. Salvo sorpresas, el Gobierno central aprobará esta semana el decreto que obliga a etiquetar el origen de los productos lácteos. En un país en el que se producen 7 millones de toneladas anuales y se consumen 9,2, esta era una de las grandes demandas de los ganaderos: que los consumidores valorizasen el producto propio en el lineal de venta, que las grandes industrias importasen menos y que, en definitiva, todo esto repercutiera en el primer eslabón de la cadena de valor, de forma que mejorasen los precios en origen.

Para Galicia, primera productora de leche del Estado y con cotizaciones en el campo entre dos y tres céntimos por litro inferiores a las del resto de las comunidades, el decreto es de suma importancia. «Durante años ha estado entrando leche de Francia y Portugal a bajo precio, y se ha envasado aquí, sin que el consumidor conociese qué estaba comprando, como si fuera gallega», precisa Javier Iglesias, portavoz de ganadería de UU.AA.´´

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/economia/2018/09/18/leche-derivados-deberan-fin-indicar-etiqueta-lugar-origen/0003_201809G18P30991.htm

 

Oferta de empleo iAuditoria

Desarrollador .NET / Angular / Dispositivos móviles

      

PERFILES DE LOS CANDIDATOS:

Graduados/as, licenciados/as, ingenieros/as en informática.

MÉRITOS Y REQUISITOS A VALORAR:

Formación general
o Expediente académico del grado, licenciatura, ingeniería y/o máster.
o Conocimientos en lenguajes de programación.
o Conocimientos en plataformas de desarrollo para aplicaciones móviles.

Conocimiento adicional a valorar
o Conocimientos en el lenguajes de programación C#.
o Conocimientos en Angular.
o Conocimientos en Visual Studio.
o Conocimientos en la plataforma Azure.
o Conocimientos en el manejo de bases de datos (SQL Server) y Conocimientos en técnicas de análisis de datos.
o Conocimientos en el lenguaje de programación R y conocimientos en las técnicas de análisis de datos.

Entrevista personal
o Los candidatos/as seleccionados/as de acuerdo con los criterios anteriores serán convocados/as a una entrevista personal.

TRABAJOS A REALIZAR:

● Aplicaciones web y aplicaciones móviles tanto frontend como backend.

CARACTERÍSITICAS DE LA CONTRATACIÓN:

●  Tipo de contrato: Indefinido

●  Retribución Anual Bruta: Según valía

●  Experiencia: No necesaria, pero se valorará en proyectos relacionados con los conocimientos adicionales.

CONTACTO:

Manuel Rodiño
619344562

manuel.rodino@iauditoria.com

 


 

 

 

 

El impacto ambiental provocado por la industria alimentaria

Saludmedio ambiente preocupan mucho a los consumidores. Ese interés hace que las empresas que quieren aportar valor a la sociedad tengan que tener muy en cuenta la sostenibilidad del entorno, buscando el equilibrio entre eficiencia, exigencias y naturaleza.

Para el sector de la alimentación es prioritaria la construcción de una industria segura, saludable y sostenible, como suelen establecer los marcos estratégicos para este tipo de industria.

Esto va más allá del interés por mejorar la eficiencia y se adentra en la necesidad de promover una producción y consumo sostenibles.

Puede ser difícil encontrar soluciones ambientales específicas que den respuesta al compromiso adquirido con la mejora continua de la sostenibilidad ambiental.

La industria de la alimentación y bebidas está compuesta por multiples empresas con características y necesidades muy distintas entre sí, por lo que puede ser difícil encontrar soluciones ambientales específicas que den respuesta al compromiso adquirido con la mejora continua de la sostenibilidad ambiental.

De esa necesidad nació la idea de crear un punto de encuentro entre empresas de sostenibilidad medioambiental y sector alimentario, Envifood Meeting Point, que ha servido como foro en el que exponer cuáles son los cinco retos que nos planteamos en esta materia de cara a 2020.

Estos tienen como objetivo último mejorar la calidad de vida actual y futura de los ciudadanos a través de la alimentación.

1. El primero de ellos es alimentar a la población creciente en un entorno de escasez de recursos.

Todas las previsiones apuntan a que para el año 2030 será necesario aumentar en un 50% el suministro de alimentos para satisfacer las demandas de la creciente población mundial. Si continuamos con el modelo actual de producción, este incremento provocará una presión cada vez mayor sobre los ya escasos recursos naturales disponibles.

Para avanzar en la sostenibilidad de los alimentos es necesaria la mejora en cada una de las etapas de sus ciclos de la vida y la colaboración entre los agentes implicados en la cadena de valor del producto. De este modo, la industria se propone, entre otras medidas: contribuir al desarrollo de un abastecimiento sostenible de materias primas, reducir el desperdicio de alimentos, colaborar con asociaciones de consumidores e instituciones interesadas en la promoción de la sostenibilidad medioambiental y promover el cálculo de la huella ambiental de los productos.

2. El segundo consiste en gestionar el agua de forma más sostenible.

El agua es el principal factor limitante para la producción de alimentos a nivel mundial. Aunque el sector ha conseguido reducir su consumo anual en un 33% de 2006 a 2010, requiere continuar disminuyéndolo mediante la optimización de los procesos y su reutilización sin afectar a la calidad y a la seguridad de los productos, así como mejorar la calidad de los vertidos finales.

3. Mantener la competitividad industrial en un entorno de incertidumbre jurídica y dependencia energética.

España se caracteriza por tener una estructura de consumo energético con una dependencia muy elevada. Además, en el ámbito nacional hay una gran incertidumbre en cuanto al marco regulatorio de estas actividades.

La industria se marca como objetivo mejorar la eficiencia de los procesos de producción y envasado y el uso de fuentes de energía más limpias y eficientes.

4. Otro de los objetivos que la industria plantea es la mejora de la eficiencia de los procesos y mitigación del cambio climático.

Se quiere seguir reducciendo y compensando las emisiones de gases de efecto invernadero y para ello  proponemos impulsar la colaboración con los proveedores para optimizar el transporte y la distribución de materias primas y productos y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

5. Minimizar el impacto ambiental de los envases.

En España se reciclan 7 de cada 10 envases puestos en el mercado. La industria de alimentación y de bebidas debe promover la innovación en envases más sostenibles; evitar los residuos; trabajar en el diseño y el ciclo de vida del envase y promover la mejora de los procedimientos de elaboración y presentación de informes en los Estados miembros.

Todas estas iniciativas están encaminadas a lograr un crecimiento basado en el desarrollo sostenible como respuesta al firme compromiso de la industria de alimentación y bebidas con el medio ambiente, la sostenibilidad y la sociedad.

La cadena del frío, cómo funciona

La pérdida de la temperatura óptima de refrigeración o congelación en cualquiera de las etapas perjudica la seguridad y la calidad del alimento.

Mantener la cadena de frío es muy importante para garantizar la seguridad alimentaria de los alimentos, por lo que desde productores hasta distribuidores deben poner especial atención en preservarla, pero de nada servirá todo esto si no hay una labor conjunta con el consumidor final.

Un sistema complejo.

La cadena de frío es el sistema formado por cada uno de los pasos que constituyen el proceso de refrigeración o congelación necesario para que los alimentos perecederos o congelados lleguen de forma segura al consumidor.

 Se denomina “cadena” porque está compuesta por diferentes etapas o eslabones. Si alguno de los puntos de la cadena de frío llegara a verse comprometido, toda ella se vería afectada perjudicando la calidad y seguridad del producto.

Una cadena del frío que se mantiene intacta durante la producción, transporte, almacenamiento y venta garantiza al consumidor que el producto que recibe ha estado en un rango de temperatura de seguridad. Y preservará las características organolépticas y nutricionales del alimento.

Efecto conservante.

La aplicación del frío es uno de los métodos más antiguos y extendidos para la conservación de los alimentos.

El frío actúa inhibiendo total o parcialmente los procesos alterantes como la degradación metabólica de las proteínas de los alimentos y otras reacciones, con el consiguiente retraso en la degradación del propio alimento y de sus propiedades sensoriales (olor, sabor, gusto).

Existen dos tipos de conservación a través del frío: la refrigeración (corto o medio plazo desde días hasta semanas) y la congelación (a largo plazo).

La formación de cristales de hielo debida a la congelación del agua contenida en los alimentos puede deteriorarlos. A mayor velocidad de congelación (ultra congelación), menor formación de cristales. Sin embargo, si se rompe la cadena de frío y se produce una descongelación, aunque sea parcial, y una posterior re congelación,  se provocará la aparición de cristales.

Cómo influye en los alimentos.

Cuando la temperatura disminuye, se reduce de forma considerable la velocidad de crecimiento de la mayoría de los microorganismos hasta detenerla, por lo que el alimento prolonga considerablemente su conservación y disminuye su riesgo microbiológico.

Entre -4ºC y -7ºC  estos microorganismos son peligrosos para la salud ya que son productores de enfermedades a través de infecciones o de toxinas que pueden provocar intoxicaciones.

A -10ºC se inhibe el crecimiento de los microorganismos alterantes responsables de la degradación de los alimentos.

A -18ºC se inhiben todas las reacciones responsables del pardeamiento enzimático de los alimentos. Esta temperatura es la fijada como estándar de congelación para la cadena de frío internacional.

A -70ºC se anulan todas las reacciones enzimáticas, por lo que en teoría el alimento se conservaría indefinidamente.

Cómo descongelar un alimento.

La regla básica de una buena descongelación es que, cuanto más lenta sea, mejor, justo al contrario que la congelación. Una de las prácticas más habituales es dejar el alimento congelado sobre la encimera y a temperatura ambiente. Gran error, ya que una importante cantidad de bacterias crece bien y se desenvuelve con facilidad a temperaturas de entre 4ºC y 40ºC, sobre todo en alimentos como carne, aves o pescado. Además, descongelar a temperatura ambiente hace que primero se descongele la superficie del alimento, dejando una capa de agua que favorece el desarrollo de las bacterias.

La forma de descongelar más segura, aunque también la más lenta, es hacerlo en la nevera. A temperaturas de refrigeración (entre 4ºC y 5ºC) el crecimiento de las bacterias es muy lento. Esto implica planificar con antelación los menús, ya que la descongelación es lenta pero uniforme, lo que favorece que se recuperen las propiedades originales del alimento y se reduzca el riesgo de desarrollo microbiano.

Pero, ¿qué pasa si no se ha sacado el alimento del congelador y se necesita ya? En este caso se puede utilizar el microon

das. Uno de los problemas que pueden aparecer es que, durante el proceso, se lleguen a cocinar algunas partes del alimento. Paraimpedirlo, es aconsejable descongelarlo en varias fases. A diferencia de la nevera, este método es mucho más rápido y, si se hace bien, también es seguro, aunque se debe cocinar el producto de inmediato.

Otro método de descongelación más rápido que la nevera es hacerlo bajo un chorro de agua fría y con el alimento envuelto de forma hermética para que no entre agua. El tiempo de descongelación es limitado y, por tanto, no es suficiente para que se alcancen temperaturas de riesgo.

Un alimento descongelado no puede volver a congelarse nunca, excepto si se ha cocinado a más de 70ºC.