Auditorías e inspecciones, una moda que perdurará.

Dicen los clásicos que el único modo de mejorar es mediante el examen particular y diario. Si conocemos nuestros fallos podremos remediarlos e iniciar el camino de la excelencia.
La inspección procede del latín inspectio y hace referencia a la acción y efecto de inspeccionar examinar, investigar, revisar… auditar. Se trata de una exploración física que se realiza principalmente a través de la vista. Su objetivo es hallar características significativas para determinar cuáles son normales y distinguirlas de aquellas que se consideran anormales.
Por ejemplo, los poderes públicos intensifican su presión inspectora, en aras de una mayor protección de la salud pública, sobre todo tipo de establecimientos relacionados con la industria alimentaria, desde fábricas, envasadores, distribuidores o mayoristas hasta almacenes, pequeño comercio o la restauración. A mayor presión inspectora mayor número de infracciones y sanciones.
También el incremento del comercio internacional requiere una información sobre el cumplimiento de estándares de calidad exigibles en los nuevos mercados.
¿Merece la pena exponerse a una sanción o a quedar fuera del mercado global?…

No, y sobre todo cuando tienes a tu alcance una herramienta que te facilita enormemente el control de calidad exigido.

Con  podrás:

  • Disponer de una herramienta TIC para la realización de auditorías y/o inspecciones a partir de la lista de chequeo (chek list) que determines.
  • Trabajar con todas las plataformas (Windows, Linux, MacOS, Android, IOS…)
  • Obtener una APP gratuita para dispositivos móviles que te permite reducir tiempo de trabajo y costes materiales.
  • Generar informes en tiempo real con contenidos multimedia, estadísticas… que facilitan la toma de decisiones y la subsanación de deficiencias.
  • Tener a mano la información, ya sea obtenida por el personal propio o por el subcontratado.

Obtén más información en https://www.iauditoria.com/home y súbete al carro de la excelencia.